Noches Contra Babylon

lunes, abril 02, 2007

El reggae volvió al Ghetto

Después de seis días de no podérselo ver más que en fotos, el sol salió sobre una Buenos Aires empeñada. Era el primer día feriado de una semana poco laboral, lunes 2 de abril. Miles de personas fueron llegando al barrio. ¿A cuál? Al Barrio General Belgrano, a la villa 15, a la barriada que fue intentada ocultar atrás de un paredón por la dictadura en 1978. Herencia de la dictadura es su nombre, Ciudad Oculta, ubicada en Mataderos, donde la ciudad es casi conurbano.
Llegaban al lugar para presenciar el festival de reggae solidario más grande de Argentina. Varios trabajaron para que esto se haga realidad, todo fue ideado por Luis Alfa, el cacique de Resistencia Suburbana, y llevado a cabo por Los Mismos de Siempre (hinchas de Nueva Chicago), Radio Jamming (que transmitió en vivo), Madres de Plaza de Mayo (aporto escenario y sonido) y la gente del barrio que abrió las puertas de su casa.
La tarde empezó casi a las tres con Ciudadano Kingston, ya había varias personas en la calle sobre la que estaba montado el escenario, uno grande, de casi dos metros de altura y con un sonido bien poderoso. En una de las casas se recibían las donaciones, ropa y alimento no perecedero, también se vendían bebidas. En todos los quioscos se la zona se vendía cerveza, cosa que no pasa en ningún festival y en casi ningún recital en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por prohibiciones y una especie de ley seca.
Un poco después con un tema de Carlos Puebla, el Hasta Siempre comenzaron los Nil Obstat su presentación, cada vez eran más los que llegaban. Los que estaban se sentían cada vez más tranquilos y se dejaban llegar por el reggae músic. Los chicos del barrio caminaban entre la gente asombrados por la cantidad, sorprendidos por los músicos con sus instrumentos y ellos también participaron de un evento al que no podrían acceder de otra manera. No solo por el precio que tendrían que pagar para entrar, sino también porque al ser menores están en edad de protección al rock. La ley sorda de Telerman.
Después fue el turno para una de las bandas mas viejas del reggae local y la más antigua que se presentó ese día, Sinsemilla, que viene tocando desde 1992. La formación esta tarde era austera, guitarra, bajo, teclado, bata y dos percus. Arrancaron con Dirty Woman, de Pink Floyd que dejaba ver lo que vendría, un sonido compacto y uno de los mejores roots de Argentina.
Los recitales duraban unos cuarenta minutos, entonces al rato subió Riddim, con formación completa. El poder y la prolijidad de la banda hizo bailar a todos los presentes y a los que seguían llegando. Desde bien lejos se escucharían los vientos sonoros saliendo de los bronces de Riddim, de los mejores de la escena local… El sol iba cayendo y la sombra de las paredes de las casa iba cobijando cada vez a mas personas, la tarde le estaba dando paso a las primeras estrellas. Subió Nonpalidece al escenario, se despacharon con todos los hits de sus tres discos, que fueron aplaudidos por los presentes. En un momento, Nestor, cantante de la banda pidió a todos que hagamos un minuto de silencio para recordar a todos los que habían muerto en las Malvinas, luego de aquel desembarco del 2 de abril de 1982. Seguían tocando, pero se hacía tarde y la mayoría ya estaba con más ganadas de ver a Resistencia que de seguir escuchando Nonpa.
Entonces, le cedieron el escenario a Resistencia. Por atrás del obrador del proyecto habitacional de las Madres de Plaza de Mayo salió la luna llena y era como la frutilla del asunto, cuando parecía que nada iba a poder hacer más lindo el encuentro.
Resistencia empezó con Música del Ghetto, FMI, Sr General, Por Cultivar Marihuana. Sobre este tema Luis hizo una especie de Pull Up, para pedir a dos que estaban forcejeando que se acuerden de todos queríamos pasarla bien. La cosa no pasó a mayores y el recital continuó. “Ahora que estamos en tiempo de elecciones hay que tener cuidado a quien votás” y salió Cuidado, también sonaron La Unión Verdadera, Va a Servir y terminaron celebrando la comunión entre las remeras de Los Gardelitos y Resistencia Suburbana con Rastone. Ya eran casi las 20, algunos reflectores iluminaban la calle por donde los que venían de afuera se volvían hacia sus hogares. Caminando lentos, tranquilos, sin problemas, sin seguridad, sin policías, pero seguro que con una idea distinta del barrio de la que tenían hasta la noche anterior.

Texto: Agustin Bush Doctor
agustinoeyen@hotmail.com

Fotos Paula Carrubba
paucarrubba@yahoo.com.ar

También se pueden ver:
La nota de Lucía Bertotto y más fotos de Pau publicadas en http://www.ciudad.com.ar/nota.aspx?id=01329453
La nota y las fotos publicadas por el pibe poeta en http://www.poesiaurbana.com.ar/mambourbano/index.php?option=com_content&task=view&id=727&Itemid=121

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

falto una gran banda del oeste charlan japaros eñores espero que el año que entra esten para alegria de muchos
martin tablada
y en noches contra babylon cuando los japaros?
www.charlanjaparos.com.ar

abril 12, 2007 3:33 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Free Web Site Counters
Free Web Site Counters